Minicomputadoras usos: características y ejemplos

¿Qué es lo primero que te viene a la mente con el término de minicomputadoras usos?, que se trata de un equipo de computación pequeño tipo mini; no obstante, el mismo tiene en el mercado más de medio siglo. Y lo más curioso, es que pese a los avances agigantados de la tecnología hacia lo nano, aún tienen un importantísimo aporte en áreas y procesos muy específicos y complejos. Por tanto, si tienes alguna tarea o deseas saber acerca de las minicomputadoras características y usos, no dejes de leer este post, porque estaremos aportando datos precisos sobre su aparición definición, capacidades, funciones, y mucho más de este emblemático dispositivo.

Minicomputadoras usos

Minicomputadoras usos y qué son

Las nuevas generaciones posiblemente asocian las minicomputadoras con desarrollos tecnológicos relacionados Raspberry Pi, Asus Tinker Board S o Nvidia Jetson Nano, sin embargo va mucho más allá de estos aparatos modernos, que datan de una una década atrás. Estamos hablando de un equipo que tiene una edad de 50 años, pero no por ello han perdido su utilidad como veremos más adelante en los usos de las minicomputadoras para determinadas tareas.

Ciertamente, las minicomputadoras usos, distante de su concepción diminutiva, se refieren a equipos más grandes que un ordenador de mesa como se le conoce actualmente, más próximas en dimensión a mainframes más chicos, con mucha utilidad para gestionar cuantiosos datos, tal como lo hacen estos.

Estas se usan básicamente a modo de servidores de nivel medio a chico, capaces de operar en el delicado sector de la ciencia y el comercio de dimensiones promedio. Aunque su uso si que que mermado, pues las minicomputadora usos se han convertido en servidores de redes.

Sin embargo, en la época de su aparición, los microprocesadores de CPU de un solo chip, iniciaron a operar con Intel 4004 por el año de 1971, donde la palabra minicomputadora se trasladó a una máquina encuadrada en el rango medio del espectro de la informática, usándose en el mundo de las macro de menor tamaño y las microcomputadoras; es decir, llena el espacio disponible entre ambas.

Es más chica, más económica y con menos fuerza que la primera, pero de mayor tamaño, más cara y más poderosa que la segunda; capaz de funcionar con múltiples usuarios en el mismo momento. ¿Tienes curiosidad en saber más sobre las microcomputadoras usos?, pues sigue con nosotros, porque te contaremos sus aplicaciones, sus diferencias con relación a otros equipos de computación, y más.

¿Qué son las minicomputadoras?

Como bien se refirió, la minicomputadora no guarda relación con su nombre, pues lo primero que viene a la mente es que se trata de computadora muy chica. La razón de ello, es que su nombre data de aquella época cuando las computadoras habituales eran enormes, de tal manera que cualquier desarrollo más pequeño que el vigente para aquellos días, se concebía como mini.

Minicomputadoras usos

De tal modo, que por ello su denominación despista a cualquier persona de estas generaciones cuando predominan los equipos que prácticamente caben en la palma de mano, no imaginando nunca que se trata de un equipo de computación más grande que el tradicional ordenado de escritorio.

Cabe resaltar de las minicomputadoras usos, que su característica más significativa, es es que se refiere a un equipo de sistema multi tareas. Por tanto, es un tipo de servidor capaz de brindar soporte a otros aparatos, que a su vez fungen como clientes en lo que sería un formato cliente/servidor. Y al mismo tiempo se debe mencionar, que el mismo es el de menor tamaño (hasta que el desarrollo de los micro permitieron que estos se usen como servidores si el usuario lo desea).

Este equipo nació de la disponibilidad para la época de uso de circuitos integrados, para permitir generar sistemas de menor tamaño de lo que se usaba para aquel entonces (años 70), así como del desarrollo de un mejor diseño de memorias RAM, lo cual permitía contar de una mayor cantidad y variedad de recursos disponibles.

Obviamente, también se debe referir el mérito de los sistemas operativos con soporte multifunciones al igual que para los servidores que, dan cuenta de su función, pues, lograban hacer funcionar los equipos de la forma que el usuario requería o necesitaba para entonces.

Para la época, las microcomputadoras marcaron la pauta con su notable éxito en los años 80, época en la cual se logró sustituir las terminales y mainframes, por un sistema de computadores personales con interconexión entre sí, todos ellos, a un mismo equipo, a la minicomputadora.

De tal forma, que las minicomputadoras representaron y lo hacen todavía hoy, son un modelo particular de dispositivos de uso de múltiples usuarios, alojadas, relacionados con el proceso informático, entre los colosales sistemas  multi uso tipo mainframe y de datos con las computadoras y ambientes laborales, como un ordenador personal.

No obstante, pese ser parientes directos de los mainframes en términos de capacidad, ciertamente, no aportan el mismo grado de procesamiento. Cuyo origen se remonta a los revolucionarios años de 1960, producto de la necesidad de disponer de un sistema de cómputo que resultara económico, comparativamente con el mainframe, y de bajo mantenimiento por parte de expertos, como operarios, y técnico para repararlo.

Minicomputadoras usos

Características de las minicomputadoras

A tenor de los conceptos anteriores, se puede afirmar en términos generales, que las  una minicomputadoras usos, obedecen a un mecanismo multiproceso, lo que significa que es capaz de llevar a cabo diversas tareas de forma simultánea, además de dar respuestas oportunas a las demandas de más de 150 usuarios en un mismo momento. No obstante, comparativamente con los numerosos usuarios que pueden gestionar un mainframe, la cifra de 200 parece se queda corta.

Aunque, no hay que olvidar que se ideó con el objetivo central de minimizar recursos en término de costos y personal, a fin de que la capacidad de procesamiento de la mainframe fuera más accesible a estas empresas que no poseían los recursos suficientes y necesarios para instalar uno de estos gigantes en sus plantas e industrias.

Pues la idea era ofrecer un modelo alterno más sencillo de conectar instrumentos y demás herramientas científicas, además de otros equipos de E/S por medio de una arquitectura simple. Para ello, resulto un gran acierto que el sistema contara con un lenguaje ensamblador, al tiempo de diseñarse con transistores, lo que aportaba numerosas ventajas con relación a las válvulas, las que adicionalmente agregarán el problema del tamaño y consumo de electricidad.

Todos estos factores permitían que el equipo resultara más accesible, inclusive para especialistas formados en este tema, pues, debido a su simpleza en el diseño de las minicomputadoras usos, cambiarlas en el mismo laboratorio para dirigirlas a otras tareas para las cuales no se había diseñado, y sin embargo, se podían llevar a cabo.

Esto significa que sumado al ingreso a su electrónica para poder ampliarla o cambiarla, así como la sencillez del formato de las minicomputadoras, convertía a este tipo de aparatos, en mecanismos muy versátiles, sin duda, una característica primordial para su aceptación en sectores como la ciencia y la ingeniería.

Otra de sus características relevantes que debe atribuirse a las minicomputadoras usos, se refiere a su capacidad de multiprocesar datos, es decir, su procesar diversas tareas o solicitudes de usuarios simultáneamente. A tales fines, estos equipos cuentan con una instalación electrónica con uno o más procesadores, justamente lo que aporta ese factor para poder trabajar con holgura en cargas de labores considerablemente pesadas.

Se debe precisar, que para acceder a una minicomputadora, la persona requiere de una terminal como usuario, es decir, otro equipo dotado con una pantalla y un teclado, a través del cual pasan las pautas u órdenes de dicho usuario a la minicomputadora. En cuyo punto el dispositivo ejecutará las labores solicitadas por todos sus usuarios según la tarea y recursos disponibles en el equipo en ese momento.

No obstante, el rendimiento y desempeño de la minicomputadora será proporcional al volumen de solicitudes efectuadas por los usuarios, donde a mayor volumen, puede ocurrir que el equipo se lleve más tiempo para proveer una respuesta, además de depender del hardware instalado en dicho equipo.

Su eventual ausencia de rendimiento, se relaciona o se debe al tamaño de las minicomputadoras usos. Por lo general, esta puede albergar en cajones rack estándar de 19 pulgadas, en tanto un mainframe, es capaz de ocupar por completo una habitación muy grande.

En cualquier caso, estas minicomputadoras ostentaban un conjunto de atributos muy favorables para su época, lo que ayudó a que  convirtieran en uno de los dispositivos de mayor demanda en el mercado, pues tenían que ver con su diseño, funciones y manejo. Para ilustrar mejor sus características más notarias, a continuación se resumen las mismas:

  • Tenían un diseño pensado para conexiones simples con mecanismos científicos.
  • Era muy sencillo y práctico conectarse con dispositivos de entrada y salida.
  • Tenían transistores rápidos.
  • No ofrecían tanto soporte para lenguaje de alto nivel.
  • Se programaron para un lenguaje ensamblador.

Tamaño

Las minicomputadoras usos, se idearon por los años 60 con el objetivo de ser menos complejas que las gigantescas macrocomputadoras de entonces, estas mini continuaban ofreciendo un buen número de terminales para varios usuarios. Donde áun siendo más chicas, tenían más poder que los dispositivos personales. Por lo general en términos de espacio, no ocupaban mucho, apenas unas 19 pulgadas, distinto de las grandes, que tranquilamente podían ocupar una habitación.

Accesibilidad y manejo de las minicomputadoras

Pese al éxito de las minicomputadoras, su uso inicial fue para gestionar instrumentación científica y almacenamiento de datos, redireccionando su potencial en el mercado hacia su accesibilidad. Los especialista ahora podían autogestionar sus propios equipos y proceder a desarrollar laboratorios.

De debe destacar igualmente, que resultaba altamente simple, acceder a las piezas internas del equipo. Su estructura permitía que una persona con un buen coeficiente, pudiera reconfigurar la minicomputadora para dotararla de algún atributo especial que el fabricante pasara por alto.

De hecho, los especialistas usaron las minicomputadoras en todo tipo de labores y fines. De esta forma, los desarrolladores y fabricantes las adaptaban a las demandas que los mismos solicitaban para poder optimizar su labor y llevarlo a cabo de forma más eficiente.

Historia de las minicomputadoras

Las primeras versiones de minicomputadoras usos llegaron de la mano de IBM por los años 60, cuyo objetivo central fue proporcionar a los usuarios una computadora con orientación a aplicaciones y servicios comerciales que demandaban mayor poder para procesar datos y más eficiencia de los mainframe, y a un costo inferior a los medios existentes para el momento.

Y donde un buen número de empresas carecían de presupuesto para comprar y mantener las colosales bestias computacionales de entonces, que además ocupaban cuartos enteros. De allí el éxito claro que obtuvieron las minicomputadoras usos en el campo comercial e industrial, en especial con la minicomputadora PDP-8 (Programmed Data Processor/8), a cargo de DEC en 1965, que logró colocar más de 50 mil instalaciones.

Al pasar el tiempo, y el avance tecnológico, se hicieron cada vez más chicas y potentes, con lo cual la aparición en el mercado de circuitos integrados de la Serie 7400, así como las mejoras en el desarrollo de memorias RAM tuvo mucho que ver, permitiendo que las minicomputadoras se usaran en áreas del diseño industrial y otros ámbitos, por su costo y performance.

En este sentido, el valor de una minicomputadora con relación a un mainframe era cerca de 10 veces inferior, lo que a su vez logró que empresas de menor tamaño alcanzarán una de estas, instalarla y mantener sus propios ordenadores para no tener que contratar dicho servicio.

Resultó paradójico, que con el desarrollo de mecanismos integrados cada vez más autosuficientes y chicos, también dictó la desaparición del comercio las minicomputadoras usos, pues impulsó la aparición y auge de ordenadores cada vez más chicos y con performance de una minicomputadora.

Por su parte, la aparición en el mercado de los modelos de microprocesadores 80286 y 80386 en los 80, selló el fin del éxito de las minicomputadoras, puesto que los costos de los equipos equipados con este tipo de procesadores era mucho menos, y si a ello se añade que se podían vincular entre ellos a través de una red local por un precio muy bajo, así como compartir variados recursos, marcó la pauta sobre el futuro de la computación para el resto de la década.

Fue entonces, que desde 1990, el mercado dio pasos seguros hacia el ordenador personal, por tanto, las minicomputadoras pasaron a ser parte del pasado reciente. Aunque actualmente sobreviven en ciertas compañías asignadas a tareas de gestión, como son las AS/400 de IBM, que datan de la década de los 80, aunque están siendo claramente sustituidas por sistemas ERP que aportan mayores ventajas, al tiempo de tener mejor desempeño que esta antigua tecnología.

Ejemplos de minicomputadoras

Ya mencionamos a la minicomputadora PDP-8 como la más exitosa en términos comerciales para su tiempo. Para facilitar su uso, se diseñó para permitir una programación en lenguaje ensamblador. Con un formato bastante simple, por lo menos en 3 aspectos básicos, es decir, que tanto en lógica como en topología y electrónica, fueron comprensibles, permitiendo a los técnicos de entonces agregar dispositivos de entrada y salida, con el fin de hallar nuevas formas de usar dicho equipo.

No obstante, apenas alcanzaba 4.096 caracteres de memoria, donde su longitud era de apenas 12 bits. Este factor sin duda, representó una clara limitación en el campo de acción de esta minicomputadora, puesto que eran márgenes angostos, de hecho, en aquellos tiempos tan primitivos en términos de desempeño.

Como punto a favor, era el valor comercial de esta minicomputadora en el mercado, lo que sin duda justificaba plenamente la carencia de poder de este modelo. Figura como icono también de estas minicomputadoras usos, el modelo Hewlett/Packard Serie HP-3000, una serie desarrollada y lanzada al mercado por el sello norteamericano iniciando los años de 1970, específicamente en el 72.

Por su parte la serie HP/3000 se desarrolló con el propósito de ser la primera minicomputadora entregada al cliente, que ostentaba un modesto sistema operativo con tiempo compartido preinstalado. Y aunque inicialmente presentó ciertos problemas en su diseño, asociados básicamente con su estabilidad y rendimiento de su mecanismo operativo.

Al pasar el tiempo estas limitaciones se fueron subsanando hasta que al final se valoró como una minicomputadora confiable, segura y potente, que inclusive pudo disputarle parte del mercado a un competidor poderoso como la colosa empresa IBM.

Otras minicomputadoras que circularon en el mercado, fueron los modelos CDC 160A y CDC 1700, de la mano de Control Data. A estas se le suman Texas Instruments con su TI/990, otra mini muy exitosa comercialmente, misma que fue desarrollada y comercializada por los años de 1970 y 1980 a cargo de Texas Instruments.

Mientras que la serie VAX y DEC PDP, la desarrolló NEC, valoradas como las primeras mini de 32 bits; en tanto que la Data General Nova de 16 bits en formato rack, estuvo a cargo de Data General y la Interdata 7/32 y 8/32; y las minicomputadoras de 32 bits llegó con con la firma Interdata en 1973.

¿Para que sirven las minicomputadoras usos?

En términos generales, las minicomputadoras usos, tiene diversas finalidades en una compañía o entorno, por lo que se percibe igual a lo que aporta un mainframe, donde ambos tienen como tarea básica gestionar y procesar enormes cantidades de información y ejecución de cálculos complejos. Cuya diferencia básica entre ambos equipos, estriba en su tamaño, lo que a su vez se relaciona estrechamente con la performance, y el tipo de tarea que la empresa desarrolla.

Esto quiere decir, que si una compañía demanda potencia en sus procesos pero al mismo tiempo, de un mainframe estaría sobredimensionado por costo y tamaño, siendo oportuno ocupar u optar por una minicomputadora. O al menos hasta hace algunos años atrás.

Como bien se ha referido, el poder que aportan las minicomputadoras, es mucho menor a la de un mainframe, por tanto, si se usan para algunas labores donde la necesidad de potencia de cálculo o especialización en una tarea en particular no sean motivos excluyentes.

De tal modo, que una mini se trata de un equipo que se puede usar en múltiples propósitos, toda vez que es capaz de procesar rápida y eficientemente todo tipo de datos; y al mismo tiempo, es posible conectar a ella múltiples usuarios en un mismo tiempo, con tareas similares, es decir, procesar y almacenar información.

Tal flexibilidad logra que las minicomputadoras usos en diversas áreas, como la investigación científica, ingeniería, procesos transaccionales en el comercio y la banca, gestionar grandes volúmenes de archivos y administrar bases de datos.

Otro uso habitual durante su auge fue el soporte de los mainframes, pues, el mainframe controlaba toda la operación, en tanto que cada sección de una organización podía acceder a una minicomputadora para que sus usuarios procesaran sus propios datos.

Gracias a este tipo de interconexión, la flexibilidad que se podía lograr no presentaba competencia para entonces, limitándose sólo por los recursos disponibles de la empresa que lo implementaba en sus procesos.

Esto permitió su empleo por muchos años y en distintos escenarios, especialmente por su flexibilidad. Dentro de estos ámbitos figura la programación, donde se estima que representó su aporte más significativo, puesto que las minicomputadoras lograron que cada vez más científicos y público en general deseara aprender a programar estos equipos para alcanzar sus propios objetivos personales. Lo que sin duda contribuyó en este desarrollo para lograr los avances que tenemos hoy en esta área.

Pues con mayor ahínco las personas se comprometieron en dominar la programación, emergiendo e todos los ámbitos de la sociedad los programadores, dando inicio al tránsito de una importante ruta que conduciría años más tarde en la tecnología como la conocemos actualmente, y que las nuevas generaciones dan por hecho hoy día.

No obstante, más allá del ámbito del aprendizaje, las minicomputadoras usos protagonizaron un papel fundamental en otras áreas, que otrora se controlaba de forma incorrecta, provocando fallas y contratiempos en las líneas productivas. Dichos dispositivos comenzaron a usarse exitosamente por infinidad de empresas para el control de los procesos de fabricación de los productos que elaboraban, con lo que se obtuvieron sustanciales mejoras en el rendimiento de la producción.

Otros ámbitos donde las protagonistas fueron las minicomputadoras, y jugaron un papel sumamente importante, fue en campo de la ingeniería, en el cálculo de los intrincados y complejos procesos de diseño, comunicaciones y otras , donde este equipo se volvió una herramienta de trabajo indispensable.

Adicionalmente, estas herramientas se usaron ampliamente en el ámbito empresarial, como bien se mencionó, se aplicó para gestionar y administrar todo tipo de datos. Igualmente lograron optimizar aquellos proceso que previo a su llegada se llevaba a cabo manualmente, pues las minicomputadoras automatizaron buena parte de tales procesos.

Esto ofrecía además, la conveniente posibilidad de compartir información de forma fácil y rápida con el resto de departamentos de la empresa, sólo por nombrar algunas de sus ventajas y aportes operativos.

Ahora bien, de estás minicomputadoras usos, salieron al mercado mundial diversos tipos, modelos, colores, estructura y funciones. Para dar una idea de algunos de sus modelos, a continuación, pasearemos por los principales tipos de minis, a fin de conocer sus detalles y características:

  • SlimPRO SP345
  • Cerise MiniPC.
  • Apple Mac Mini MC270LL.
  • LG-P140FH2.
  • Inspiron Zino HD 410 Desktop.
  • FragBox.
  • Stealth LPC-670

SlimPRO SP345

Este modelo de minicomputadoras, se trata de una de las más chicas del mercado, sin embargo, ofrece un equilibrio entre su rendimiento, optimización y tamaño, además, tiene diversos puertos para usar programas portátiles. Dispone además de un procesador Intel Core2Duo D510, y su ejecución a 1.6 GHz, capaz de impulsar 4 GB, con gráficos integrados.

Cerise MiniPC

Por su parte el modelo Verise Mini igualmente es uno de los más chicos del mercado, y al mismo tiempo, es valorado como uno de sus versiones más potentes. Esta minicomputadora no es ruidosa y posee un procesador Core2Duo 7600 Merom, igual de 4 GB de DDR2 y un HD de 250g. Ofrece conexión wifi, HDMI, vídeo Intel y sus dimensiones son de unos 16 ½ cm x 6.30 de alto.

Apple Mac Mini MC270LL

Los atributos de esta minicomputadora, es su potencia, así como su procesador Core2Duo P8600 que trabaja con 2.5 GHz, 2 GB DDR3, memoria RAM expandible a 8 GB, así como su capacidad para vídeos en alta definición. Sin duda, una buena alternativa para aquellos usuarios que desean obtener resultados multimedia rápidamente.

Inspiron Zino HD 410 Desktop

En cuanto a la marca DELL, encantó con  minicomputadora capaz de satisfacer las demandadas de los usuarios en el tema de multimedia, puesto que posee un Reproductor 4k, y ocupa poco espacio de almacenamiento. Posee un procesador de última generación AMD que varía con Phenom, así como un LCD.

LG-P140FH2

LA principal característica de esta minicomputadora es su servidor doble imagen, al tiempo de ofrecer al usuario una considerable ampliación física sin renunciar a la categoría que predomina en las mini.

FragBox

Mientras que la minicomputadora FragBox, no posee tantas características para ser catalogada como una las mejores. Pese a ello, si ostenta un procesador Corei7Xtreme 990X y 3.45 GHz, al igual que una memoria RAM de 24 GB DDR3 muy conveniente.

Stealth LPC-670

Por último, está la minicomputadora de mayor potencia en esta categoría, pero también es la más cara de todos los modelos minis del mercado. Ofrece una estupenda grabadora HD Bluray, memoria RAM de hasta 8 GB y un disco duro de 750 GB; así como una considerable cantidad de conectores, como wifi, hdmi, dvi, entre otros. Colocándose como una de las Pc´s más relevantes del momento.

Programación de las minicomputadoras

Uno de los mayores aportes de la computación al mundo tecnológico, sin duda fue la diversificación de la programación. Esto se logró gracias al esfuerzo de las personas que se sumergieron en este proceso para elevarla al sitial que ostenta actualmente.

De este modo se logró el desarrollo del software, incluyendo la innovación de las interfaces de usuario, uno de los componentes más importantes de la computación personal. Todo lo cual permite al usuario entre otros aspectos los siguientes:

Control de procesos

Las minicomputadoras usos por lo general la usan las grandes compañías para llevar a cabo un efectivo control de los sistemas de comunicación, experimentos del sector científico, procesos en la manufacturación, diseño de ingeniería, entre otros. Este mecanismo de control de procesos tiene inmerso 2 funciones primordiales a saber:

  • La adquisición de datos.
  • La retroalimentación.

Una muestra de ello se puede observar en las fábricas, donde se usan aún hoy día estas minicomputadoras para gestionar y controlar el proceso productivo que desarrollan. Lo cual coadyuva en la identificación de eventuales inconvenientes en las forma de ejecutar los ajustes necesarios para corregirlo.

Gestión de datos

Las minicomputadoras usos en la gestión de información, llevan a cabo todo tipo de tareas en relación con la información, ello gracias a que son capaces de tomar, restaurar y/o generar datos.

Comunicación

En cuanto a la comunicación, igualmente las minicomputadoras actúan como interfaz entre el operario humano y el procesador más grande. Por tanto, con el apoyo de este dispositivo, el usuario efectúa sus tareas, al tiempo de confirmar posibles errores, para luego proceder a realizar los ajustes necesarios que requiera el equipo, solventando así el inconveniente de forma más efectiva.

Diferencias entre minicomputadora y microcomputadora

Aunque ciertamente, los nombres de microcomputadora y minicomputadora, suelen parecerse o referir a un mismo tipo de equipo, vale acotar que muy poco se relacionan entre sí; pues se trata de 2 tipos de computadoras totalmente distintas. La mejor forma de entenderlo, es observar como inicialmente las llamadas microcomputadoras eran enormes físicamente; de tal modo, que cualquier otro dispositivo de menor tamaño que el ENIAC, se concebía como mini.

Actualmente, el nombre de microcomputadora, se suele asociar al ordenador de uso doméstico o en el trabajo, sea portátil o de mesa. Mientras que las minicomputadoras, objeto de referencia en este post, y que como bien se señaló aparecieron en el mercado, revolucionando las décadas de 1960 y 1980. Y eran verdaderamente gigantes, tanto como 2 mts y con un peso superior a los 300 kg.

Su nombre surgió siguiendo su gigantesco tamaño de aquellos entonces de los mainframes, y continuando con el esquema de llamar como pequeño a todo aquel equipo que fuera menor a las citadas dimensiones que ostentaban estos elefantes de silicio y metal, de tal modo, que el mote de minicomputadora encuadraba a la perfección por aquellos años.

Resumiendo entontes, la microcomputadora representa el equipo que posee un microprocesador, como todo ordenador de escritorio o notebook. Debiendo destacar al respecto, que para el tiempo de su aparición en el mercado, las minicomputadoras no ocupaban circuitos integrados, y menos aún microprocesadores, eran totalmente transistorizadas, y el volumen que alcanzaban gracias a esta limitación, hicieron la diferencia entre micro y mini.

No sería hasta adelantada la década de los 70, cuando sus nombres dieron un algún notable giro, especialmente con el surgimiento del modelo del Altair 8800. En cuyo punto, se comenzaron a percibir los primeros desarrollos comerciales de microcomputadoras, que además fueron mucho más baratos, fáciles de usar y programar que las minicomputadoras.

Pese a su reducido tamaño, las microcomputadoras asumieron todas las tareas que efectuaba la minicomputadora de entonces, incluyendo la posibilidad de gestionar diversas solicitudes por parte de distintos usuarios. Al tiempo de ser más económicas, sencillas de operar y de mantener, y de ocurrir alguna falla catastrófica, se sustituía con un mínimo de problemas.

Otro aspecto que impulsó que las microcomputadoras hayan ido sustituyendo a las minicomputadoras, obedece a que estas pueden llegar a desarrollar velocidades en el proceso realmente altas, además de la posibilidad cierta de agrega almacenaje de archivos y datos casi de forma interminable.

Tiene como distinción significativa con relación a las minicomputadoras usos, es que las micro son capaces de conectarse en online formando redes, lo que a su vez admite el acceso a recursos como almacenaje y periféricos de alguna de las demás minicomputadoras conectadas a la misma red.

Las primeras microcomputadoras

La microcomputadora que emergió inicialmente, se trató del desarrollo de la marca nipona Sord Computer Corporation, quién lazó su creación en 1972, colocándose en el mercado como la microcomputadora SMP80/08, la cual a su vez le siguió la SMP80/x, en el para 1974.

No obstante, todavía no se podría hablar de un desarrollo anterior, el Micral N, en 1973, donde sus planos y licencias se presentaron bajo el nombre de Micro-ordinateur, un término francés que se traduce como Micro ordenador o microcomputadora. Dicho nombre se asumió a fines de demostrar que el equipo era el primero en el mundo capaz de ofrecer una unidad central procesadora o un microprocesador.

En tanto que en los EUA, la compañía MITS lanzaba como kits las primeras muestras de su Altair 8800, equipados con una RAM de 256 bytes. Así entones, al transcurrir los años, estos equipos fueron evolucionando en desempeño y capacidad, gracias al desarrollo y evolución de los microprocesadores, cada vez más potentes y pequeños. Pese a ello, lejos de ser más costosos, eran más económicas y fáciles de usar por los usuarios.

Se debe resaltar, que la terminología de microcomputadora o minicomputadora, han decaído en su uso, ello en razón que actualmente no hay ninguna diferencia entre las distintas tecnologías como las que usan las notebooks, pequeñas y portátiles, y ordenadores de escritorio, más grandes pero con performance similares a las portátiles.

Seguramente, el único término que aún permanece y es pertinente para definir a un tipo específico de computadora, sea de supercomputadora, el cual es un modelo distinto de dispositivo, increíblemente más poderoso y eficaz que cualquiera de los referidos.

Las minicomputadoras usos en la actualidad

A modo de resumen de todo lo aprendido hasta ahora acerca de las minicomputadoras usos, se puede acotar, que estos equipos básicamente se tratan de computadoras que se ubican en un rango, intermedio entre los sistemas monousuarios como las microcomputadoras, los ordenadores personales y aquellos sistemas de usuarios múltiples como los mainframe. Esto se percibe como una forma de jerarquizar estos dispositivos, lo que sería correcto.

Tal jerarquía es posible dibujarla hasta los años iniciales de la tecnología informática, tiempo en el cual era necesario adoptar cierto de diferenciación a fin de proveer al usuario una forma sencilla para elegir el tipo de computadora adecuada a su necesidad. La cual parte de los altos costos de este tipo de computadoras, al igual que el de operación que significaba tenerlas operativas.

Dichos niveles distinguían fundamentalmente por la capacidad y potencia de los equipos, es decir, que se podía hallar en esta jerarquía desde sistemas computacionales integrados capaces de operar automáticamente, hasta aquellos que podían procesar todos la información originada en una red, y efectuar diversas funciones de manera paralela y simultánea. En este punto, la minicomputadora se percibía como un dispositivo que ofrecía escasa capacidad.

No obstante, su capacidad y eficacia eran suficientes como para elegirse como los mejores sistemas informáticos de diversas organizaciones, mismas que aunque no podían permitirse el lujo de disponer de un mainframe, o simplemente no lo necesitaban en razón de al volumen de datos que movían.

Con dichas minicomputadoras era posible atender y cumplir con todas las tareas informáticas que requerían sin problema, y con gran rendimiento, ambas realidades que las microcomputadoras de entonces no podían cumplir.

Con el paso del tiempo sin embargo, este concepto de minicomputadora ya estaba desfasado, puesto que la tecnología siguió su curso evolutivo, ofreciendo logros que se perdían de vista, como las computadoras cuánticas. Por tanto, actualmente el rol de las minicomputadoras usos, las microcomputadoras y el mainframe algo mezcladas entre sí, visto la gran potencia, seguridad y rendimiento que se puede lograr en muy poco espacio.

Y pese a que el mainframe se mantiene en uso en diversas áreas, también es cierto que muchas veces su papel es de fungir como un gran servidor, a fin de proveer soporte a una red de estaciones de trabajo en una organización.

Lo más significativo de este repaso, es que el término minicomputadoras quedó en desuso desde hace varios años, siendo remplazado por la habitual computadora de gama media. Por citar algunos, están los sistemas SPARC de gama alta, los ordenadores Power ISA o Itanium de Oracle, al igual que otros desarrollos de IBM y Hewlett-Packard, entre otros.

Si te pareció útil esta información sobre minicomputadoras usos, no dejes de echar un vistazo a los siguientes enlaces:

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario